martes, 23 de febrero de 2010

un poco de humor ligero…como para no dejar morir estas sombras

2 comentarios:

leogilg dijo...

Pasaba por aquí, paseando el perro del insomnio, buscando algo que hace meses hace falta...

un abrazo

Bruno dijo...

Triste viejo Elías, dejó a sus dos lectores colgando del zarzo. Leerlo era la única forma de volver a escucharlo como en tiempos del café en ese sitio con un nombre hiperbólico para lo que en verdad era.Casi, casi lo veía pateando taxis y puteando perras.